Historia de tres generaciones

Nuestros viñedos tienen su origen en la década de los 50, cuando fueron plantadas las primeras variedades de Listán Blanco y Listán Prieto. La vid entonces se alternaba con cultivos tradicionales de la zona como papas, cereales y tabaco. Posteriormente, en la década de los 80, se introdujo la variedad tinta Listán Negro.

En la actualidad, la tercera generación familiar regenta la propiedad, que desde el año 2000, procede a una reconversión varietal con el objetivo conseguido de lograr una mayor calidad de los vinos.

El continuo control del trabajo de campo realizado por nuestra familia, los terrenos volcánicos sobre los que se asientan nuestros viñedos, bañados por aires atlánticos y una climatología generosa, dan como resultado una materia prima para la obtención de unos vinos de identidad única.

Blanco

La tipicidad de la variedad de uva Listan Blanco nace en nuestros viñedos prefiloxéricos a 1000 metros de altitud sobe el nivel del mar, que nos ofrecen una cosecha con personalidad y originalidad propia.

Tinto

La complejidad y el persistente aroma de este vino, elaborado con la variedad de uva Castellana Negra, Cabernet Sauvignon y Listán Negro, cultivadas a una altitud de 1000 metros en suelos volcánicos, hacen un vino que rompe el molde de lo previsible para ser disfrutado.

Rosado

Este vino es el perfecto ensamble entre las variedades Merlot y Listán Negro, cultivadas en nuestras fincas y que en bodega, tras un laborioso proceso de sangrado en cuba y una larga fermentación a baja temperatura, dan como un resultado un vino que deja entrever de donde es y de donde procede.

Vendimia seleccionada

Los terrenos volcánicos y los vientos alisios del Atlántico marcan la floración y la entidad de este vino de compleja elaboración de la variedad de uva Vijariego Negra rescatada de las pocas cepas existentes, un vino con carácter y único.

Roble

Las variedades Merlot y Syrah con su incomparable aroma y sabor son las protagonistas de este magnífico vino que nace en los mejores viñedos de Tierras de Aponte, además de la dedicación del bodeguero que ha logrado dotarlo de un marcado sabor.